Sandino Vive y avanza ¡Siempre Más Allá!

Por: Germán J. Van de Velde


Nicaragua y el mundo conmemora el 88 aniversario del tránsito a la inmortalidad del General de Hombres y Mujeres Libres, Augusto C. Sandino, quien fue asesinado a traición el 21 de febrero de 1934.

A las cinco de la tarde de ese día llegaron a la Casa Presidencial el General Sandino y su padre, acompañados de los Generales Estrada y Umanzor. Invitados a cenar por el Presidente, Juan Bautista Sacasa, permanecieron allí hasta las diez de la noche.

Ese mismo día en la tarde, la Guardia Nacional celebró consejo de guerra en la residencia de su jefe, Somoza. Al declinar la tarde apareció en la reunión Somoza, cuyas palabras fueron1:

«Vengo de la embajada (norte) americana donde acabo de sostener una conferencia con el embajador Arturo Bliss Lane, quien me ha asegurado que el gobierno de Washington respalda y recomienda la eliminación de Augusto César Sandino, por considerarlo un perturbador de la paz del país».

A eso de las diez de la noche, el presidente Sacasa despidió a Sandino con un abrazo. A la salida, Sandino, Estrada y Umanzor, fueron montados en un camión militar. Eran casi las 11 de la noche; cuando se escucharon los disparos.

El tirano Somoza, siguiendo las órdenes del embajador de Estados Unidos en Nicaragua, le quitó la vida al General Augusto C. Sandino, y con esto, inmortalizó su histórica lucha en el Pueblo nicaragüense.

Cuando los vende patrias y traidores entregaron los fusiles a los invasores yanquis y luego se les arrodillaron y les agradecieron que estuviesen invadiendo Nicaragua, Sandino dijo no: “yo no me vendo ni me rindo jamás”. (Comandante Daniel Ortega)

La gesta del General Sandino y el Ejército Defensor de la Soberanía Nacional de Nicaragua inspiró a todo un Pueblo a seguir luchando por la soberanía y la autodeterminación.

Es a partir de esto que surge el Sandinismo y ambos son la respuesta histórica y concreta a la intervención norteamericana en sus diversos niveles: económico, político, militar y cultura.

El General Sandino, el guerrero más querido de América, nos inculcó el nacionalismo, el internacionalismo, el patriotismo y el antiimperialismo; con estos ideales defendemos cada uno de los derechos restituidos de nuestro Pueblo.

El actual proyecto rojo y negro que defiende la dignidad y el decoro nacional de la bandera azul y blanco de Nicaragua se sustenta a partir de la base histórica y con resultados pragmáticos que se reflejan en el incremento del nivel de vida de nuestro Pueblo.

Por mencionar algunos logros, se crearon 16 centros de salud, 452 dispensarios y 21 nuevos hospitales, y otros cinco se completarán y entrarán en funcionamiento en 2022.

Desde el 2007, la realidad educativa se transformó de raíz al decretarse la educación gratuita en el sistema público. Dando continuidad al programa histórico de alfabetización iniciado en los años 80, se logró posicionar el analfabetismo por debajo del 5%.

La red eléctrica se amplió para cubrir todo el país. A finales de 2021 se informó 99% de cobertura eléctrica a nivel nacional2. Se da prioridad al desarrollo de las Pequeñas y Medianas Empresas y a la economía familiar. Nuevas carreteras atraviesan el país y una de ellas une la Costa Atlántica que antes estaba completamente en abandono. Después de 500 años, por primera vez en la historia de Nicaragua se hizo realidad este proyecto.

Actualmente, el 80% de la población se autoabastece de alimentos y para 2026 se prevé alcanzar más del 95% de cobertura de la seguridad alimentaria en el país3. A nivel de seguridad, Nicaragua sigue siendo el país más seguro de la región y el muro de contención contra el narcotráfico4.

Las mujeres ocupan el 51% de los escaños de la Asamblea Nacional, ocupan el 46% de las alcaldías, representan el 57% de los puestos directivos en el Banco Central, en las oficinas del Fiscal General y en los Ministerios de Defensa e Interior. Las mujeres también tienen puestos en la Corte Suprema de Justicia y en el Consejo Supremo Electoral.

Desde la teoría y la práctica hoy podemos afirmar que la sangre derramada de nuestros héroes y mártires no ha sido en vano; seguimos luchando para garantizar la Paz y contra la pobreza.

“El Ejército Defensor de la Soberanía Nacional de Nicaragua, Ejército Victorioso de Sandino, somos hoy la mayoría de nicaragüenses que sabemos de Patriotismo, de Luchas, de Honor…” (Compañera Rosario Murillo)

En Nicaragua, Sandino Vive y avanza, Siempre más allá y, al igual que él en aquel momento, todo nuestro Pueblo hoy sigue gritando:

“¡Yo Quiero Patria Libre o Morir!”

Germán J. Van de Velde

21 de febrero de 2022