Cómo Nicaragua combate la pobreza
y empodera a las mujeres a través
del Ministerio de Economía Familiar

Por Camila Escalante/Kawsachun News

En Managua, Nicaragua, entrevistamos a la ministra Justa Pérez del Ministerio de Economía Familiar, Comunitaria, Cooperativa y Asociativa, conocido como MEFCCA

¿Podría comenzar con un resumen de lo que hace MEFCCA para estimular, desarrollar y promover la economía popular?

Con mucho gusto, saludos. Quisiera comentarles que el Ministerio de Economía Familiar surge como parte de la estrategia del gobierno sandinista en la lucha contra la pobreza. Cuando el Comandante Daniel asumió el cargo en 2007, decidió poner en marcha un Plan Nacional de Desarrollo Humano mediante el cual se está implementando una serie de políticas públicas, programas y proyectos destinados a la lucha contra la pobreza. Existen programas y proyectos que buscan restituir los derechos de las familias nicaragüenses, comenzando por derechos básicos como la salud y el Ministerio de Economía Familiar es el encargado de impulsar la producción encaminada a la seguridad alimentaria en el país.

Asimismo, se implementó el programa Hambre Cero, una estrategia muy exitosa del gobierno sandinista, mediante el cual se dotó a más de 200.000 mujeres con financiamiento para la producción.  Estamos hablando de insumos que en el campo se utilizan para producir alimentos. Estamos hablando de vacas, cerdos, carne de cerdo y aves de corral. En un corto tiempo se logró tener producción de alimentos para mejorar las condiciones de las familias y sumado a esto, se ha logrado la restauración de otros derechos como infraestructura vial, energía eléctrica y telecomunicaciones.

En los 15 años que llevamos como Pueblo Presidente, hemos logrado reducir la pobreza y la pobreza extrema en cerca de 50%. Uno de cada dos nicaragüenses estaba en la pobreza y casi el 20% en la pobreza extrema. Seguimos luchando contra la pobreza, pero ahora podemos decir que hemos eliminado el hambre. No importa cuán humilde sea un hogar, tiene tres comidas al día, garantizado por políticas y programas socio-productivos. Aquí las familias están produciendo granos básicos y muchos productos para la exportación. Vale señalar, el 2021 fue el año en que el país se recuperó económicamente gracias al esfuerzo de las familias trabajando de la mano con el gobierno. Ahora tenemos programas emblemáticos como Hambre Cero y Usura Cero, programas como Patio Saludable que tiene que ver con la producción en pequeños espacios, en los hogares, a través de las escuelas, la familia y jardines comunitarios.

En esta nueva etapa, estamos trabajando para promover todo tipo de emprendimientos en el campo y en la ciudad. El gobierno sandinista está impulsando 26 estrategias productivas, entre ellas el mejoramiento genético de los principales rubros de exportación.

Estamos promocionando el sector vacuno encontrándose ahora entre los diez primeros productos de exportación. También se está exportando frijoles y produciendo cantidades significativas de alimentos para exportar a los países vecinos de Centroamérica.

El Ministerio de Economía Familiar tiene la muy importante misión de promover la agricultura familiar en todas sus formas de manera sostenible, fomentando una agricultura amigable con el medio ambiente que tiene que ver con la diversificación de las parcelas familiares y la incorporación de prácticas que incluyan la adaptación al cambio climático.

Tenemos rubros muy cotizados como el café, que ocupa un lugar muy importante en las exportaciones y en la vida de la familia nicaragüense. Un gran número de agricultores se dedican a la producción de café y no sólo lo están produciendo bien, también lo están transformando y exportando.

Cumplimos con las normas y requisitos internacionales. Tenemos un sistema de producción nacional que asegura que los productores cumplan con estos estándares; es parte del trabajo del Ministerio de Economía Familiar. Gestionamos la parte organizativa. Damos personería jurídica a las cooperativas. Nos encargamos de la organización cooperativa. Hay un gran número de cooperativas agrícolas y también cooperativas de servicios. Estamos trabajando para fortalecer el modelo para producir más, producir con mejor calidad y buscar mercados nacionales e internacionales.

Un aspecto muy importante es la creación de espacios para la comercialización en toda Nicaragua. Se organizan ferias municipales y nacionales donde se puede hacer comercio justo para que el productor venda directamente al consumidor y ambos sean ganadores.

Estamos fortaleciendo capacidades y aportando financiamiento con crédito solidario y paquetes tecnológicos, lo que ayuda a las familias a dar un paso adelante en esta tarea asumida dentro del modelo de corresponsabilidad. Hemos estado fomentando la creatividad y la innovación. Estamos en el Programa Nacional de Economía Creativa, que potencia las industrias culturales y trabaja para conjugar el arte y la cultura con el talento de nuestra gente. Es maravilloso como nuestro pueblo responde a esta invitación del Frente Sandinista para que juntos salgamos adelante con un modelo diferente, donde el centro del desarrollo es la persona.

Así que hay mucha motivación de las familias. El país se ha recuperado del daño significativo a nuestra economía en el 2018, año del fallido intento de golpe de estado auspiciado por los enemigos de la humanidad y que querían arrebatarle el poder al pueblo, al Pueblo Presidente. El 2021 significó el repunte de la economía para las familias nicaragüenses. Se registró crecimiento de más del 9%, estableciendo un punto de partida para el 2022 que conduzca más temprano que tarde, al momento cuando se pueda declarar a Nicaragua como país libre de pobreza.

¿Cómo diría era el estado de las cosas antes de que el gobierno introdujera estos enfoques?

Es importante entender la fuerza y fortaleza del pueblo nicaragüense. Durante 16 años se desató una campaña de miedo, por decir lo menos, contra las familias que votaron por el Frente Sandinista (durante los gobiernos de Chamorro, Alemán y Bolaños). Esta campaña empezó inmediatamente después de la guerra contrarrevolucionaria, el servicio militar y el bloqueo económico de Estados Unidos.

Pasamos 16 años sufriendo y empobrecidos como nación. Cuando el Comandante Daniel volvió al poder en 2007 se comenzaron todas las políticas que hemos descrito, obteniendo resultados positivos para las familias: crecimiento económico, mejores condiciones de vida, eliminación del hambre y la desnutrición. Esto le dio confianza a la gente.

Luego, durante las elecciones de 2016, se desató una campaña muy fuerte en torno a la Ley NICA. Fue entonces cuando comenzaron las sanciones. Sin embargo, el pueblo avaló al gobierno del FSLN porque se había generado confianza de que es el único gobierno que garantiza pasos firmes hacia el bienestar, hacia el desarrollo. Durante la campaña 2021, Nicaragua también fue amenazada con sanciones y los medios corporativos hicieron de las suyas, difamando a nuestro país.

Pero lo más importante ahora es que el pueblo, consciente de que todo esto es una campaña mediática, decidió seguir confiando en el modelo de fe, de familia, de comunidad del Frente Sandinista. En ese sentido, el liderazgo del Comandante Daniel y de la Compañera Rosario juega un papel muy importante.

También se han fortalecido las relaciones internacionales. El restablecimiento de relaciones diplomáticas con China plantea un nuevo desafío, porque ya no se trata de poner a disposición materias primas o granos para la exportación, sino de avanzar hacia productos más terminados, industrializados y en mayores volúmenes. Así que estamos felices. Sabemos del desafío, pero estamos trabajando y preparando esas condiciones para producir más, para producir con mejor calidad, cumpliendo con los estándares y también para industrializarnos.

Venimos trabajando como sistema productivo en una política de industrialización que requerirá de inversiones, pero ya estamos en ese camino. Estamos preparados para seguir produciendo los alimentos de nuestra nación, seguir abasteciendo de alimentos a nuestros queridos hermanos de Centroamérica y también para posicionar algunos de nuestros productos en China y Rusia. Nuestro Ministro de Hacienda informó sobre el interés de Rusia en poder intercambiar productos. Están muy interesados en los puros. Hemos ganado premios como los mejores puros del mundo y tenemos café de calidad. Hemos sido galardonados con el reconocimiento como país productor del mejor cacao fino.

Nicaragua está trabajando en ese camino del reconocimiento, en ese camino del desempeño eficiente y en esa conciencia, una conciencia colectiva que nos hace únicos como nicaragüenses. El apoyo del Comandante Daniel a los sectores productivos, a los sectores económicos del país, ha permitido obtener excelentes resultados con la participación igualitaria de hombres y mujeres.

¿Puede hablarnos de cómo la democratización de la economía ha promovido la inclusión de las mujeres?

Trabajamos en una política de género que tiene que ver no sólo con nombres de mujeres en cargos o mujeres como números, sino mujeres participando, mujeres haciendo revolución, mujeres transformando sus vidas. Un programa muy importante es el Crédito Solidario dirigido expresamente a las mujeres. El Comandante Daniel y el Frente Sandinista saben que cuando se financia a una mujer, toda la familia se beneficia.

El 80% de los protagonistas en nuestros programas son mujeres en los espacios de comercialización, en el programa de crédito, en el campo, en todos los espacios donde se agrega valor hay mujeres. Muchas mujeres están participando, mucha gente joven.

Por eso decimos que hay una energía positiva que se ha desatado y que estamos aprovechando para impulsar todos estos procesos de democracia en nuestro país. Porque como dijo el Presidente en una entrevista, la democracia no se trata de obtener el voto, la democracia es responder a las necesidades de la gente. De eso se trata.

El gobierno sandinista está llevando a cabo un programa histórico de restitución de derechos a las familias, pero sobre todo un programa que les da la capacidad y la posibilidad de vivir mejor. Porque nuestro pueblo tiene derecho a vivir mejor; nuestro pueblo merece vivir mejor y ese es el camino que hemos decidido. Ese es el curso que hemos establecido y esa es la dirección en la que estamos caminando.

Estamos hablando de una política pública eficiente, donde todos los actores gubernamentales trabajan de manera articulada y coordinada para brindar este servicio a las familias, para brindar este apoyo oportuno.

Les decía que nuestro Ministerio fue creado en el 2012 y junto a él se creó el Sistema Nacional de Producción, Consumo y Comercio como parte de la Estrategia de Combate a la Pobreza. Todas las instituciones que tienen que ver con la producción, con la dinamización de la economía y también con la tecnología están en el sistema. También se cuenta con el aporte muy importante de otras instituciones complementarias como el sector energético, la salud y educación.

Si la familia tiene resuelto el tema de la educación de sus hijos, de su merienda escolar, de sus útiles escolares, si tiene programas de salud, si tiene una buena carretera para comercializar sus productos, si tiene energía eléctrica para transformar los productos, la familia tiene la posibilidad de pensar en cómo mejorar su desempeño productivo, cómo hacer eficiente un negocio y cómo generar más ingresos, que al final es el objetivo: que la familia tenga más ingresos de cada actividad que realiza, lo que contribuye a satisfacer sus necesidades.

Entonces, tenemos una tarea muy grande e importante en estos tiempos, prepararnos para propiciar un futuro mejor para las familias nicaragüenses.