Conmemoran 45 años del paso a la inmortalidad de Carlos Fonseca

Desde la Plaza de la Revolución, el presidente de Nicaragua, comandante Daniel Ortega y la Compañera vicepresidenta Rosario Murillo, conmemoraron los 45 años del tránsito a la inmortalidad del comandante eterno Carlos Fonseca.

Durante esta conmemoración se recuerda al gran ser humano de ideas revolucionarias, fundador del Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN) y un ejemplo a seguir para alcanzar más conquistas y mantener la unidad, pese a la injerencia de gobiernos neoliberales.

Recalcó que la energía que tenemos nos permite alcanzar más victorias, porque “Carlos supo nutrirse y nutrirnos del ejemplo de nuestros antepasados indígenas, encabezados por el cacique Diriangén, quien resistió, enfrentó y entregó su vida frente a los colonizadores que se creían con el derecho divino de venir a apropiarse de estas tierras“.

Atraso, muertes y opresión

En menos de 24 horas de proceso cívico: Elecciones Soberanas 2021, el mandatario nicaragüense destacó el clima de Paz y de tranquilidad que se vivió y se sigue viviendo, y recordó que la conquista española solo dejó atrasos y muertes.

La conquista no significó educación, no significó bienestar, no significó tierras para los que eran dueños de estas tierras, no significó trasladarle el bienestar que ellos tenían en el extranjero a los que eran dueños de estas tierras”, aseveró.

En esa línea, cuestionó: “¿qué derecho tuvieron los colonizadores españoles, con la espada y la biblia, para oprimir a nuestros pueblos, en toda nuestra región?“.

Entre sus memorias, manifestó que Europa llegaron, se expandieron por todo el mundo e se hicieron dueños del continente africano, además de ocupar Asia y la zona norte de América, conocida como Estados Unidos de Norteamérica, tierras que pertenecen por derecho divino a los pueblos originarios.

Son políticas intervencionista, expansionistas de EE. UU y Europa, cuantos crímenes carga Europa, en África, lo que costo que los pueblos africanos se independizaran y había que forjarla, desarrollarla, enriquecerla, empoderarla, por eso es aquí no podemos decir que estamos libre, estamos bajo las amenazas del imperio yankee”.

Recordó a los hermanos latinoamericanos que buscan el sueño americano y “terminan invadiendo naciones que están a miles de kilómetros de los estados unidos, buscan carne de cañón en el mismo pueblo norteamericana porque buscan enriquecer la industria, en estado unidos no es el pueblo el que decide, quien decide son los poderes militares y económico esos son los que deciden, por eso tanta guerra tragedia y guerra”.

Hace poco salieron de Afganistán y han dejado una situación en la que provocaron más dolor, muerte e inseguridad y ese un país que están haciendo un esfuerzo extraordinario para poder alcanzar estabilidad.

Los pueblos tienen conciencia

Recalcó que se continuan librando batallas, y no entiende porque se siguen comportando como colonizadores “no terminan de entender que las civilizaciones que surgieron, mezclas de españoles con indígenas, hermanos africanos que llegaron aquí como esclavos, lucharon por la libertad y derrotaron a los grandes ejércitos“.

Expresó de manera contundente que los pueblos tienen hoy la conciencia y la convicción de que dejaron de ser colonias de Europa hace mucho tiempo y entienden perfectamente el comportamiento de los gobiernos del llamado Viejo Continente.

Los descendientes del franquismo que masacró al pueblo español, esos son los hijos de Franco, que siguen ocupando espacios de poder; los fascistas franquistas hermanados con Hitler ahora quieren montar una internacional en América, razón por la cual visitan a quienes se identifican con esas corrientes y tienen cargos en los gobiernos latinoamericanos. Ellos desean formar una internacional que reviva el nazismo, el fascismo.

Así, llamó a los gobiernos de Europa a entender -de una vez y por todas- que en estas tierras, que aquí en Nicaragua, gobierna el pueblo y no las administraciones de otros países, que –por demás- muchos tienen una mayoría de parlamentarios fascistas, por eso tanto odio contra Cuba, Venezuela y Bolivia, otros territorios que continúan luchando por mantener la total independencia.