Médicos y cirujanos dispuestos a dar todo por la patria

Nota de prensa

36 nuevos profesionales altamente calificados fueron parte de la décima primer graduación de doctores de la facultad de ciencias médicas del Centro Superior de Estudios Militares del Ejército de Nicaragua.

De los 36 nuevos médicos y cirujanos, graduados, 23 eran mujeres y 13 hombres, de estos, 4 cadetes del Cuerpo Médico Militar.

Marlon Josué Alarcón Kuan, Gabriela Libertad Flores y Miriam Patricia Romero Alfaro, fueron los médicos y cirujanos que recibieron los títulos de primer, segundo y tercer expediente, respectivamente.

La décimo primer graduación fue dedicada al doctor Heriberto Carrillo Espinoza in Memoria, un destacado médico y cirujano que luchó contra la dictadura somocista.

El director de la facultad de ciencias médicas, Teniente Coronel y doctor Luis Alberto Blandón Herrera, les dijo a los graduandos que «hoy se hace realidad un sueño que han construido con gran esfuerzo desde que iniciaron a estudiar medicina y fueron admitidos en nuestra escuela hasta la culminación de sus estudios. Es el momento que evoca todo los sentimientos, emociones y situaciones vividas a lo largo de estos años, un día que parecía muy lejano, pero que finalmente ha llegado. Es el primer escalón de una puerta que abre hacía el futuro».

Mencionó que durante 6 años, los profesores han acompañado y entregado lo mejor en conocimientos, experiencias y habilidades para asegurar una educación integral.

Blandón Herrera hizo una reflexión sobre el significado de ser un buen médico.

Queridos médicos ejercen su profesión sin olvidarse de los conceptos éticos (…) el médico debe mantener el más alto nivel de conducta personal, debe tratar con honestidad a sus pacientes y colegas, así como, actuar por el interés del paciente“, destacó el director de la facultad de ciencias médicas.

El primer expediente, doctor Marlon Josué Alcarcón Kuan, agradeció a sus maestros porque dedicaron su tiempo en la formación de médicos conscientes con el servicio y el amor al prójimo.

Queridos amigos y colegas, les deseo una exitoso porvenir, nunca olviden de donde vienen y agradezcan por su presente y recuerden que llegarán hasta donde ustedes se lo permitan. Siéntanse orgullosos por ustedes mismos y por esta casa de estudios que al igual que nosotros escaló en busca de la excelencia y continúa apostando por el crecimiento“, especificó.

Exhortó a sus compañeros por seguir siendo humildes, serviciales y a trabajar en equipo, debido a que, son herramientas indispensables para preservar el bien de la salud de las personas.

No se frustren, pero tampoco se conformen o quejen, porque en la sala del hospital se aprende a resolver, pero la verdadera lección es que si trabaja en equipo y se establece una comunicación fluida se crea la interacción del conocimiento para cumplir fácilmente las misiones designadas. Sigan adelante“, aseveró

El mayor general Marvin Elías Corrales, inspector general del Ejército de Nicaragua, remarcó que son 36 nuevos profesionales altamente calificados, quienes vendrán a fortalecer las capacidades institucionales y del sistema de salud nacional, para atender a los nicaragüenses de la mejor manera posible.

Reconoció a cada uno de los graduandos por su entrega y disciplina para alcanzar una importante meta de vida.

Asimismo, especificó que el Ejército de Nicaragua ha aportado un total de 1 mil 288 profesionales, de estos, 322 doctores en medicina, 524 médicos especialistas y 442 enfermeras y enfermeros.

¿Quién fue el teniente y doctor Heriberto Carrillo?

El teniente y doctor Carillo se graduó en 1961. Sirvió como médico en su pueblo natal, El Viejo, donde inició su lucha contra la dictadura Somocista.

El doctor carrillo por su constancia en la lucha fue objeto de persecución y asedio. Estuvo 19 veces encarcelado donde fue torturado.

Meses después del triunfo de la Revolución Popular Sandinista, se integró como oficial médico del Ejército Popular Sandinista , desempeñándose como jefe de puesto médico y jefe de consulta externa del Hospital Alejandro Dávila Bolaños.

En el año 2008 fue condecorado con la orden Carlos Fonseca como justo reconocimiento histórico y patriótico por sus méritos, calidad revolucionaria e inquebrantable compromiso con la lucha justa del pueblo de Nicaragua.

El Ejército de Nicaragua, le otorgó la medalla honor al mérito sanidad militar en primera clase. Murió en el 2008 .